Alumnado de Bachillerato UVP realizó con éxito simulacro de sismo.

Redacción: Daniela Martínez Ramírez 3Z3 y Melany Hernández Benavides 1Z1. Fotografía: Daniela Martínez Ramírez 3Z3 y Alan Herrera Camargo 1Z5.

Como cada año el bachillerato de la Universidad del Valle de Puebla realizó un simulacro de evacuación recordando el terremoto de México del 19 de septiembre de 1985, el cual tuvo una intensidad de 8.1 grados y que a 31 años del hecho, se pretende inculcar en los estudiantes cómo reaccionar ante un fenómeno provocado por la naturaleza.

El alumnado, docentes y personal administrativo se dividieron en dos secciones al momento de evacuar; del aula de prefectura hacia atrás así como los de la planta de arriba salieron por la puerta trasera de la institución y el resto de alumnado y docentes salió por la entrada principal al momento de la activación de la alarma.

Todos caminaron evitando hacerlo por la banqueta como lo marca la norma, se dirigieron al punto de reunión seguro el cual se localiza en la calle Jacarandas que se ubica a un lado del plantel. Los docentes fueron los encargados de desalojar a los alumnos hacia donde indican las rutas de evacuación así como de pasar lista de asistencia para verificar si todos se encontraban en el punto, en dado caso de que no, el docente avisa al puesto de mando.

En el puesto de mando se ubicaron los directivos y personal de primeros auxilios ubicado en calle Jacarandas esquina con calle 3"A" Sur el cual sirve para que los alumnos sean atendidos en caso de presentarse un accidente o emergencia.

Llegando al punto de reunión todos se deben esperar a que pase el movimiento telúrico, los minutos siguientes esperaron a que los brigadistas hicieran revisión del inmueble y poder notar algún desperfecto, si había heridos o desmayados en todas las aulas y en su caso, trasladarlos al puesto de mando.

La Directora del plantel Reyna E. Gómez Lugo informó que esta actividad es necesaria para que todo el alumnado y personal sepa qué hacer en un caso de contingencia similar, así como para fomentar en los estudiantes el sentido de responsabilidad y prevención. “Los resultados obtenidos fueron satisfactorios ya que los docentes, alumnos y personal administrativo actuaron adecuadamente al escuchar la alarma sísmica” señaló la Directora.

Al finalizar el simulacro a las 10:30 el alumnado regresó a las aulas y continuaron las clases normales.