Cumpliendo los propósitos del 2020

Por : Comunicación y Eventos

Coach Amanda Galván / Gimnasio Chicáhuac

Hemos llegado a la fecha en la que todos estamos inspirados, tenemos bien claro las metas del nuevo año. Todas las esperanzas a flor de piel y el “ahora sí” se hace presente en cada uno de nuestros propósitos.

Por eso hemos venido a apoyar con tu “ahora sí, bajaré de peso”, “ahora sí, me mantendré en forma”. Pero ¿cómo estar en forma sin declinar tus sueños y propósitos?

Pues bien, aquí te presentamos cinco maneras diferentes y efectivas para poder lograrlo, lo más importante es que, si eres constante al menos tres semanas seguidas, con tus respectivos descansos, podrás observar cambios concretos que sin duda te darán ganas de continuar y cuando menos te des cuenta, ¡el cambio será impresionante!

Además, estos tips que te compartimos, son buenísimos, porque los puedes hacer en tu casa, el gimnasio o en algún parque.

  1. SALTAR LA CUERDA. Este es un ejercicio por excelencia para bajar de peso, ya que es un ejercicio de alta concentración cardiovascular, no necesitas más que una cuerda para poder realizarlo.

Empezando con 5 minutos diarios por tres días seguidos, después del tercer día subiendo 1 minuto ejemplo: día 4 = seis minutos, día 5 = 7 minutos, día 6 = 8 minutos y así sucesivamente…

Verás que en 2 semanas habrá un incremento en tu energía, así como una disminución considerable de grasa en el abdomen, brazos y piernas. Pues cuando giras las muñecas para poder darle dirección y fuerza a la cuerda, en lo que saltas con los dos pies o alternados, tensas todo el cuerpo. Es un ejercicio que se adapta a personas principiantes medias o avanzadas, ya que eres tú y solo tú quien rige la velocidad de la misma, por ello es tan adaptable y efectivo.

Si nunca dominaste la coordinación de la cuerda y te tropiezas a cada rato, no te preocupes, puedes “simular” que tienes una cuerda y saltar moviendo las muñecas y brazos como si la tuvieras, ¡por eso es tan maravilloso este ejercicio!

  1. MOUNTAIN CLIMBERS. Este es un ejercicio potenciador para la oxidación de grasas en abdomen y piernas. Todo depende tanto de la velocidad en que la ejecutes, así como, de la calidad de su ejecución. Empieza con 45 segundos de este ejercicio por 3 repeticiones serán suficientes para ponerte en forma. Después de los primeros cuatro días deberás aumentar 15 segundos por repetición.
  • Apoya las manos en el suelo a la altura de los hombros, manteniendo los brazos extendidos.
  • Lleva una rodilla hacia tu pecho, manteniendo la otra rodilla extendida.
  • Con un movimiento rápido, alterna la posición de las piernas, extendiendo y flexionando una cada vez.
  • Recuerda mantener la espalda recta durante todo el ejercicio.

 

  1. PLANCHA. Y si de ahorrar tiempo se trata, conservando la eficacia en los resultados de nuestro cuerpo, te presentamos el monstruo come lonjas. No te mentiremos, odiarás este ejercicio, pero amarás los resultados pues es muy bueno para todo lo que se ve de más en nuestro abdomen.

Empezando con unos hermosos 45 segundos, sentirás a todo tu cuerpo temblar como si estuvieras en la montaña rusa, todo tu cuerpo trabajará ¡te lo aseguramos!

1.En el suelo, apoya el peso del cuerpo sobre los antebrazos y los dedos de los pies. Los brazos deben permanecer flexionados y debajo de los hombros.

2.Intenta mantener los brazos hacia afuera y bien rectos. Los dedos índices tienen que estar apoyados en el suelo.

3.Aprieta los omoplatos y extiende la columna vertebral, de manera que el cuerpo quede totalmente erguido.

4.Presiona los muslos hacia arriba y estira los talones.

5. Como sugerencia, te invito a que pongas un espejo cerca de ti, para que puedas ver si tienes la postura ideal.

  1. MARIPOSAS. Este ejercicio es tan fácil que sin duda te recordarán las clases de primaria, cuando el profesor te ponía a calentar músculos. Es tan variado, que puedes empezar con tu propio peso corporal, y después de un tiempo hacerlo con unas mancuernitas o polainas, dependiendo de los objetivos personales.
  1. Comienza con los pies juntos.
  2. Con un solo movimiento, salta un pie a cada lado y levanta los brazos por encima de la cabeza.
  3. Inmediatamente invierte el movimiento volviendo a la posición inicial.
  4. Repite para la cantidad recomendada.

  1.  CORRER. Aquí no hay mucho que explicar, lo que único que haremos es desmentir algunas situaciones. El correr implica muchas cosas, tiene que ver mucho la edad, el tiempo que tenemos para realizarlo, si tenemos o no una lesión y hasta si es seguro o no nuestro vecindario.

Correr se puede empezar de una manera tan bonita y práctica, puedes empezar con 3 minutos caminando a tu ritmo habitual, de ahí caminar muy rápido durante 2 minutos, posteriormente caminar pausado, para terminar con 5 minutos de trote y enfriarte con 2 minutos de caminar habitual, ¿ves? No es tan difícil, lo que muchos hacen es que comienzan inmediatamente a trotar o correr, volviéndose monótono y hasta pesado.

Recuerda que nuestro cuerpo siempre nos habla, escúchalo y atiende sus necesidades. Si los ejercicios se te hacen pesados, baja el tiempo o la intensidad, si tu cuerpo se siente magnifico, exígele un poco más.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *