¿El Estrés está acabando con tu salud?

Por : Egresados UVP .

Este año fue sin duda muy diferente al de todos los anteriores, por primera vez nos tocó presenciar una pandemia, la cual trastocó muchas esferas de nuestra vida e hizo que el mundo cambiara, y uno de esos cambios los presenciamos en el área laboral, muchos de nosotros tuvimos que adaptar nuestras actividades a una nueva forma de relacionarnos donde la distancia fue nuestra aliada o nuestra enemiga, y dentro de todos estos cambios y presiones aparecieron nuevos malestar en nuestra vida o en su defecto incrementaron estos males debido a la presión de un cambio repentino.

Muchos hemos pasado varias horas frente a un monitor, de video llamada en video llamada, pero también hemos innovado nuestras actividades y con toda esta presión aparecen ciertos males como la fatiga, la irritabilidad, el dolor de cabeza, tensión, el cansancio mental entre otras cuestiones. Es importante identificarlos y no omitirlos debido que con el tiempo se pueden volver crónicos e imposibilitan las actividades en general, por lo cual te compartimos algunos consejos para evitar llegar a una situación aguda y mantengas una vida equilibrada.

  • Empieza tu día midiendo tu tiempo, esto no quiere decir que debas de estresarte si por alguna contingencia tus planes no salen como lo pensante, levantarte temprano y tomar un buen desayuno en una buena forma de empezar el día así llegarás temprano a tus actividades.
  • Realiza una lista de prioridades y ordénalas de mayor a menor importancia, de esta manera empezaras a organizar tu día y terminaras aquellas actividades que son urgentes.
  • No realices tus tareas propuestas solo por el impulso de la premura, piensa cada una de ellas para evitar errores y aumentar la carga de trabajo.
  • Es muy importante que tomes descanso por lo menos cada dos horas de esta manera te sentirás menos abrumado y realizarás tus tareas de manera correcta.
  • Mantener tu lugar de trabajo en orden evita distracciones y ayuda a mantener tu mente equilibrada.

Es importante que recuerdes que sólo lo que está en tus manos es lo que puedes solucionar, respirar ayuda a despejar la mente y a tomar mejores decisiones, si el estrés es agudo te invitamos a consultar a un especialista que te ayude a manejar mejor las situaciones de presión y estrés.

Mtra. Carolina Zárate Priego

Responsable de egresados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *