Estrategias para enfrentar la escalada de la demanda

Por : Comunicación y Eventos

Dirección de Ingenierías / Ingeniería Industrial / Dra. María del Rosario Pérez Salazar

La crisis en la cadena de suministros derivada del COVID-19 se ha manifestado en cinco acontecimientos: escasez de suministros desde el extranjero, escasez de suministros a nivel nacional, restricciones en las redes de transporte, la necesidad de asistencia para proveedores y minoristas vulnerables, y variación de la demanda. La variación de la demanda se expresa por la evolución de la demanda a lo largo del tiempo debido a los factores de incertidumbre.

Algunas estrategias para que las empresas puedan enfrentar la variación de la demanda en el contexto actual del COVID-19 se describen a continuación.

Primero, considerar el bienestar integral de los empleados y asegurar la permanencia del personal como una oportunidad para generar lealtad.

Segundo, analizar el estado de la cadena de suministro que se tiene con una estrategia centrada en la revisión de inventarios, así como la capacidad y finanzas de los proveedores. La formación de relaciones con pequeños y medianos negocios debe considerarse.

Tercero, si se cuenta con efectivo, generar inventario. Esto permitirá que los proveedores se mantengan y habilitará la posibilidad de una capacidad de respuesta lo más rápido posible.

Cuarto, si no se cuenta con efectivo, reducir los gastos disminuyendo el inventario y limitándose a gastos primordiales.

Quinto, asegurar la capacidad de respuesta de las redes de transporte y el abastecimiento. Además es necesario estructurar planes para continuar las operaciones si se presentan acontecimientos de disturbios civiles o restricciones adicionales.

Finalmente, analizar escenarios para los cambios de demanda a largo plazo, esto implica que cualquier cambio en el mercado alcanzará más tarde a las empresas; sin embargo, los efectos de estos cambios en la demanda estarán retrasados.

Asimismo, las empresas deben prepararse para la etapa de recuperación, lo cual involucra: 1) la aplicación de una estrategia clara para el control los inventarios de las empresas involucradas en la cadena de suministro; 2) estimar la variabilidad de la demanda en el mercado final; y 3) comparar los inventarios con la variabilidad de la demanda total para poder definir una estrategia de recuperación.

Referencia

Fransoo, J. (2020). Prepárate para la próxima fase del coronavirus: Estrategias para enfrentar la escalada de la demanda. Recuperado el 15 de junio de 2020 de http://www.enfasis.com/LogisticSummit/2020/webinars/Traduccion_Webinar_Jan-Fransoo.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *