No veo resultados en mi cuerpo pero estoy haciendo ejercicio, ¿en qué estoy fallando?

Por : Comunicación y Eventos

Gimnasio Chicáhuac

 

En este tiempo de pandemia donde todos tenemos que estar resguardados en nuestras casas, donde sólo tenemos que hacer lo muy necesario para poder salir, tenemos dos opciones para realizar con nuestro cuerpo.

La primera es que no tengamos ganas ni siquiera de hacer el mínimo ejercicio físico, y la segunda es reforzar nuestro sistema inmune con la práctica de diversos ejercicios en algún espacio que encontremos en nuestro hogar.

Vamos a centrarnos en las personas que han optado por el punto número 2. Qué pasa si al estar confinados en nuestros hogares, realizamos ejercicios, mil y un rutinas diferentes y no vemos un cambio progresivo de impacto positivo en nuestros cuerpos.

Probablemente sí veamos cambios en el humor, cambios en la calidad del sueño, cambios en la piel y en postura de nuestro cuerpo. Sin embargo no observamos que bajemos de peso, o en su defecto no como quisiéramos, así como las personas que están enfocadas en el aumento de masa muscular, no ven grandes progresiones o bien, cuesta cada vez más trabajo poder cargar determinado peso (progresivo) y eso merma las ganancias hasta ahora obtenidas.

Desde el momento en que se decide realizar cualquier actividad física dentro de casa, para mantenernos saludables o seguir con nuestra progresión de objetivos ya estamos haciendo bien, pero si no le damos un enfoque nutricional, el avance de los mismos no será los mejor.

La nutrición desempeña un papel fundamental en la recuperación y la preparación para reiniciar la vida deportiva, ya sea competitiva o recreativa. Esta debe ser correctamente dosificada y personalizada para que nos acerque al éxito que buscamos.

Los músculos son más receptivos a la recuperación y al almacenaje del glucógeno perdido dentro de las dos primeras horas tras realizar el ejercicio. Es importante que en este segmento de tiempo se pueda proporcionar al organismo carbohidratos (hidratos de carbono), más un contenido ligero en proteínas, lo cual es de gran ayuda para reacondicionar los músculos.

Todo depende de la intensidad, del tiempo de duración, de la carga de la rutina en cuestión, depende e influye mucho en el caso de las mujeres si se encuentran en su periodo menstrual o si están lactando, influye la edad y si se cuenta con historial de enfermedades heredo familiares.

Es por ello que se recomienda ampliamente asesorarse con un especialista en el área de la Nutrición, con ello debes asegurarte que esté certificado, ¡tu salud es primero!

Descuidar la nutrición en calidad, cantidad y tiempo correcto tras el plan de ejercicios, supone un rendimiento energético bajo con lo consiguiente tendremos resultados deficientes.

Así que ya lo sabes, si quieres obtener resultados que mejoren tus rutinas y tus objetivos personales, acércate a un profesional de la Nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *