Prueba anticipada

Por : Comunicación y Eventos

División de Negocios, Hospitalidad y Ciencias Sociales / Criminología y Criminalística/ Jaquelinne Domínguez Chacón / Noviembre 2019

Una vez que se le ha imputado al acusado un delito, el juez tiene un plazo de 72 horas para resolver o no la vinculación a proceso del sujeto imputado. Mismo plazo podrá extenderse hasta 144 h por petición del imputado o su defensor, siempre que dicho plazo tenga como finalidad la obtención de datos de prueba que ayuden al juzgador a resolver su situación jurídica. Esto en caso de que la defensa decida llevar una defensa activa, puesto que el sujeto es inocente hasta que se demuestre lo contrario, será el Ministerio Público quien deba presentar los suficientes medios de prueba que determinen la culpabilidad del acusado. Así el artículo 20 Constitucional señala que “la carga de prueba para demostrar la culpabilidad corresponde a la parte acusadora…”

Dado que el fin del sistema acusatorio y oral es el esclarecimiento de los hechos, la prueba en este nuevo sistema toma gran importancia. La prueba adquirirá o no validez al ser desahogada en un juicio oral, así pues, se tienen: datos y medios de prueba.

El dato de prueba es la referencia al contenido de un determinado medio de prueba aún no desahogado ante el juez de juicio oral, que se considere pertinente, idóneo y suficiente para establecer que se ha cometido un hecho que la ley señale como delito y que exista la probabilidad de que la persona imputada lo cometió o participó en su comisión. (IEF, Art. 289°)

Por otra parte:

Son medios de prueba la declaración de la persona imputada, el testimonio de una persona, la pericial, los documentos, y cualquier medio técnico científico, siempre que sea conducente y no sea contrario a derecho. (IEF, Art. 355°)

Dichos medios de prueba serán presentados en las dos fases de la audiencia intermedia: en el cuadro probatorio de la fase escrita y en la fase oral a través de la depuración de pruebas.

No se trata, pues, de una mera actividad probatoria llevada a cabo durante la etapa oral, sin control alguno, sino de una prueba practicada conforme a las exigencias de un proceso con todas las garantías; en consecuencia, en juicio oral, con inmediación, contradicción, publicidad e igualdad de las partes. (Ostos)

Es decir, toda prueba será presentada con antelación ante la autoridad judicial, con el fin de hacer valer los principios que rigen el sistema acusatorio donde ambas partes tienen las mismas posibilidades por lo cual tanto defensa como vinculado deberán estar al tanto de los medios de prueba que se tengan en su contra, con lo que podrán preparar su defensa. Por otra parte, la depuración de pruebas de la fase oral tiene como fin disminuir la cantidad de pruebas que se presentarían en juicio, de las cuales descartara aquel medio de prueba que sea sobreabundante, impertinente, innecesario y aquella que sea obtenida a partir de la violación de los derechos humanos.

Cualquier prueba que se presente en juicio pero que no hubiese sido presentada en el pliego de acusación, ni depurada en la fase oral, no tendrá ningún valor dentro de la audiencia a acepción de la prueba anticipada, de la cual se tratara en las siguientes líneas.

El Artículo 201° Constitucional en sus fracciones II y III señala que toda audiencia será celebrada ante la presencia de un juez, quien deberá recibir todo dato de prueba para su posterior desahogo y valoración. Así mismo solo se considerarán como prueba aquellas que hayan sido desahogadas en la audiencia de juicio. Salvo algunas excepciones en las que se podrá admitir la prueba anticipada, aquella que por su naturaleza y circunstancias especiales requiera ser desahogada en las etapas previas a juicio oral.

El Código Nacional de Procedimientos Penales, en su Artículo 304, señala que podrá desahogarse cualquier medio de prueba previa celebración de la audiencia de juicio, siempre que se satisfagan los siguientes requisitos:

  1. Que sea practicada ante el Juez de control;
  2. Que sea solicitada por alguna de las partes, quienes deberán expresar las razones por las cuales el acto se debe realizar con anticipación a la audiencia de juicio a la que se pretende desahogar y se torna indispensable en virtud de que se estime probable que algún testigo no podrá concurrir a la audiencia de juicio, por vivir en el extranjero, por existir motivo que hiciere temer su muerte, o por su estado de salud o incapacidad física o mental que le impidiese declarar;

III. Que sea por motivos fundados y de extrema necesidad y para evitar la pérdida o alteración del medio probatorio, y

  1. Que se practique en audiencia y en cumplimiento de las reglas previstas para la práctica de pruebas en el juicio. (Código Nacional de Procedimientos Penales, 2014)

El Articulo 305 del Codigo Nacional de Procedimientos Penales, señala el procedimiento para el desahogo de una prueba anticipada, la cual:

  1. Podrá desahogarse desde que se presenta la denuncia o querella hasta antes del inicio de la audiencia del juicio oral.
  2. Para el desahogo de una prueba anticipada el juez citara a todos aquellos que tuvieren derecho a asistir a la audiencia de juicio oral.
  3. El imputado que estuviere detenido, deberá ser trasladado a la sala de audiencias para que, de forma personal, por teleconferencia o cualquier otro medio se le imponga conocimiento de la práctica de la diligencia. En caso de aun no contar con imputado se designará un Defensor Público para que intervenga en la audiencia.

En cuanto al registro y conservación de la prueba anticipada, el artículo 306 del mencionado Código, señala que, terminado el desahogo de la prueba anticipada, deberá entregarse a las partes el registro correspondiente. Y que “Si el obstáculo que dio lugar a la práctica del anticipo de prueba no existiera para la fecha de la audiencia de juicio, se desahogará de nueva cuenta el medio de prueba correspondiente en la misma.” (Código Nacional de Procedimientos Penales, 2014)

 

La prueba anticipada solo será tomada como recurso cuando por su naturaleza y circunstancia exista el riesgo de que no pueda ser presentada en audiencia de juicio oral; como pudiese ser el caso de la declaración de una víctima o testigo que se encuentre en situación grave de salud y que por su condición exista peligro de no poder presentarse en la etapa de juicio oral. Sin embargo, como toda prueba, esta deberá ser desahogada en audiencia previa a juicio oral, donde se realizara un registro de la prueba y de los motivos por los cuales se tuvo que valorar antes del juicio oral. Así mismo y de acuerdo a los principios de contradicción, la parte acusada deberá estar enterada de la existencia de dicha prueba.

Referencias

Garcia Baeza, E. N., Quibrera Preciado, M. D., Ortega Rosado, A. P., & Maya Ruiz, A. (2014). Guía de apoyo para el estudio y aplicación del . Mexico: Suprema Corte de Justicia.

Ostos, J. M. (s.f.). La prueba en el sistema penal acusatorio. España: Suprema Corte de Justicia.

Romero Guerra, A. P., Medina Flores, L. E., & Garcia Gonzales, R. D. (s.f.). Las Pruebas en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Mexico: SEGOB.

Código Nacional de Procedimientos Penales, Reforma del 29 de diciembre del 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *