SE ACERCAN LOS DÍAS PARA PREPARAR EL CAMINO AL MICTLÁN

Por : Comunicación y Eventos

La costumbre actual correspondiente al “día de muertos” se origina en el México prehispánico con el culto a los difuntos y más específicamente con los rituales mortuorios destinados a encaminar el “alma” del occiso hacia el espacio-tiempo de la muerte que le correspondía, a asumir culturalmente la degradación orgánica del cadáver, y a dirimir catárticamente el dolor de los vivos.

El viaje al Mictlán duraba cuatro días, en los cuales los viajeros llegaban ante Mictlantecuhtli, el Señor de los muertos. Posteriormente, las almas de los difuntos eran enviadas a una de las nueve regiones donde permanecían un periodo de prueba que duraba cuatro años, antes de llegar a la morada de su eterno descanso, conocida como “obsidiana de los muertos”.

El destino del alma del muerto estaba determinado de acuerdo al tipo de muerte. Por ejemplo, los que morían ahogados iban al Tlalocan o paraíso de Tláloc; los que morían en combate o en sacrificio y las mujeres muertas en parto, iban al Omeyocan o paraíso del Sol. En cambio, el Mictlán estaba destinado para todas las personas que morían de muerte natural.

EL CAMINO AL MICTLÁN

“Estás listo para el camino y ser de nuevo traído al corazón de la tierra. “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *