Sobre democracia y partidos políticos: reflexiones conceptuales

Por : Comunicación y Eventos

Francisco Alfonso Bautista Lobato/ División de Negocios, Hospitalidad y Ciencias Sociales / Coordinación de Ciencias Políticas

 

 

En el presente texto se hace una muy breve reflexión respecto de dos conceptos fundamentales, a saber: democracia y partidos políticos.

  1. Definiendo Democracia

Sobre el concepto de Democracia, Sartori (1957) ha expresado que es la unión de dos conjuntos, uno integrado por ideales y el otro por realidades <procedimientos, instituciones, etcétera>. Por su parte, Dahl (1971) define a la Democracia, solo desde sus componentes reales: régimen con amplia participación (inclusión) y tolerancia de la oposición (pluralismo). También podemos entender a la Democracia como un “régimen político determinado por un conjunto de reglas explícitas y prefijadas para la resolución pacífica de conflictos”, (Cansino, 2014, p. 86).

La visión Schumpeteriana de democracia, la ve cómo “el arreglo institucional para llegar a decisiones políticas que realizan el bien común haciendo que el propio pueblo decida las cuestiones a través de la elección de individuos que se reunirán para llevar a cabo su voluntad”, (Schumpeter, 2003, p. 5).

La definición de Shcumpeter es fundamental porque da cuenta de la lucha competitiva de los candidatos a representantes en un sistema plural que permite la expresión de diversas propuestas para que sean elegidas mediante el voto, lo que a su vez permite alternancias y/o transiciones pacíficas en lugar de situaciones de violencia, o en palabras de Popper (1962, p. 124) “derramamiento de sangre”. Para efectos de esta breve reflexión, las elecciones competitivas y plurales son entonces el mecanismo sine qua non para hablar de una democracia en el sentido mínimo del concepto.

  1. Definiendo a los partidos políticos

Para contextualizar la definición de partidos políticos es necesario mencionar que hay una conexión robusta entre democracia, partidos políticos y representación, a saber:

La afirmación que conecta la democracia y la representación es que bajo democracia los gobiernos son representativos porque si las elecciones se disputan libremente, si la participación es amplía y si los ciudadanos disfrutan de libertades políticas, entonces los gobiernos actuarán en el mejor interés de la gente, (Przeworski, 1999, p. 29).

Los partidos políticos son entonces, los mecanismos a través de los cuales, los habitantes de un Estado tienen la posibilidad de acceder a cargos de representación popular en sistemas democráticos representativos.

Según Duverger (1957), el surgimiento de los partidos políticos está vinculado con el surgimiento de la democracia, del voto y la representación parlamentaria.  Ofrece una primera clasificación útil, a saber, partidos de estructura directa <cuadros> y estructura indirecta <masas>; los partidos de estructura directa son aquellos que están compuestos por individuos, únicamente como tales puedes formar parte del partido. En cambio, aquellos partidos de estructura indirecta, lo componen otras organizaciones sociales tales como sindicatos, organizaciones campesinas, empresariales, etc.

Sartori (1976) aduce que “un partido es cualquier grupo político identificado por una etiqueta oficial que presenta a las elecciones y puede sacar en elecciones (libres o no) candidatos a cargos públicos” (p. 100).

Fuentes

Cansino, C (2014) Democracia. En Sánchez, J (coord.) Treinta claves para entender el poder. Léxico para la comunicación política.

Dahl, R. (1971) Poliarchy. Participation and Opposition. New Haven: University Press

Duverger, M. (1957) Los partidos políticos. México: FCE

Popper, K (1962) The open society and its enemies. London: Routledge and Kegan Paul.

Przeworski et al (1999). Democracy, Accountability, and representation. Cambridge: Cambridge University Press

Sartori, G. (1957) Democrzia e definizioni. Boloña: Il Mulino

________ (1976) Parties and Party Systems. A framework for analysis. Cambridge: Cambridge University Press

Schumpeter, J. (2003). Capitalism, Socialism, and Democracy, en Dahl et al. (eds) The democracy Sourcebook. Massachusetts: MIT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *