Ventajas de tener una maestría

Por : Universidad del Valle de Puebla

La preparación profesional es una de las mejores inversiones que puedes hacer, si buscas un mejor sueldo o tener un puesto más alto, conocer cuáles son las ventajas de tener una maestría te convencerá de inscribirte a uno de estos planes educativos.

Antes de tomar esta decisión es importante que consideres todos los aspectos relacionados con una maestría, entre ellos, la duración, la modalidad y sus beneficios, para que todo el proceso sea más sencillo y disfrutes tu nueva etapa de estudiante.

¿Qué es una maestría?

Hay ocasiones en que las personas hablan de maestrías, posgrados y diplomados como si fueran lo mismo; sin embargo, cada uno cuenta con características diferentes, ya sea la duración, el tipo de programas de estudio y el certificado que emiten al finalizar.

En el caso de la maestría, se trata de un grado educativo que “proporciona una formación académica, teórica y práctica superior, que requiere de habilidades analíticas e interpretativas para elaborar conceptos y desarrollar argumentos”, explica el Observatorio Laboral, un servicio público de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Después de haber cursado la licenciatura podrás continuar con tu preparación académica, en este caso, una maestría, considerada como el primer paso para adquirir más herramientas que te ayuden a enfrentar los retos laborales que se te presenten.

Ten en cuenta que su objetivo es “proporcionar una formación superior en un área de una disciplina o en un área interdisciplinaria, profundizando la formación en el desarrollo teórico, tecnológico, profesional, para la investigación, el estudio y adiestramiento específico”.

¿Cuánto tiempo dura una maestría?

De acuerdo con el Observatorio Laboral, los programas de maestría tienen una duración mínima de 540 horas, alrededor de dos años, con algunas horas adicionales para recibir tutorías y realizar actividades propias del proyecto de titulación.

Para obtener el título de Maestra o Maestro, es necesario que realices un trabajo final, proyecto o tesis que demuestre tu destreza en el manejo conceptual y metodológico correspondiente a tu plan de estudios y al conocimiento en las áreas disciplinares que cursaste.

La duración de la maestría es una de las principales inquietudes para los profesionistas que desean continuar con su preparación, muchas veces el trabajo les impide contar con mucho tiempo para destinarlo a otras actividades, entre ellas, continuar con sus estudios.

Sin embargo, muchas instituciones educativas cuentan con programas muy flexibles que se adaptan a tus horarios. En la Universidad del Valle de Puebla (UVP) contamos con planes de estudio presenciales y online para que ninguna barrera te impida alcanzar tus metas profesionales.

Tipos de maestrías

El uso del internet en prácticamente todo el mundo, ha permitido que la forma de impartir clases sea más flexible, por eso en la actualidad es posible encontrar dos tipos de maestrías:

  1. Presenciales. Los alumnos acuden por un determinado número de horas a las instituciones académicas, ya sea entre semana o solamente los sábados.
  2. Online. Los alumnos toman sus clases a través de una computadora, ya sea en casa o en cualquier sitio que les permita tener una buena concentración.

Cabe resaltar que las maestrías se clasifican de acuerdo con el área de estudio a la que pertenecen, ya sea artes y humanidades, ciencias de la salud, ciencias sociales, ciencias administrativas y biológicas.

¿Por qué debo estudiar una maestría?

Son diferentes los motivos que te pueden llevar a estudiar una maestría, es probable que desees profundizar y especializar tus conocimientos, que estés buscando un ascenso en tu empleo o que quieras de trabajo y uno de los requisitos sea contar con un otros grados académicos además de la licenciatura.

“En un mercado laboral cada vez más competitivo, estudiar una licenciatura se torna en el primer paso de una preparación integral. Las empresas hoy en día buscan llenar sus vacantes con profesionistas con una formación académica más allá de los estudios de licenciatura. Es por ello que, tener una maestría te ayuda a mantenerte actualizado en temas de cultura general, referentes a tu profesión y nuevas oportunidades laborales”, detalla el Observatorio Laboral.

Beneficios de tener una maestría

Si ya tomaste la decisión de continuar con tu preparación profesional, toma en cuenta cuáles las ventajas de tener una maestría, verás que los frutos a largo plazo te darán una gran satisfacción, personal y laboral.

Inversión en tu futuro profesional

El medio especializado Forbes explica que estudiar una maestría es una de las mejores inversiones “en capital intelectual y en formación personal y profesional” por el retorno de inversión que te aportará con el paso de los años. Además, puedes combinar tus estudios con tu empleo, sin descuidarlos y sobre todo, avanzando hacia mejores oportunidades laborales.

Conseguir nuevas oportunidades laborales

La competencia laboral es cada vez más fuerte, por eso las empresas buscan los perfiles más completos, si observan tu currículum con más competencias que solo una licenciatura, tendrás más oportunidades de quedarte en un puesto bien pagado que después se traduzca en ascensos dentro de la compañía.

Mejorar tu salario o puesto profesional

En la actualidad muchas compañías cuentan con políticas internas de desarrollo y crecimiento, por lo que consideran a los programas de maestría como una herramienta para que sus colaboradores puedan conseguir mejoras en su sueldo, o bien, ascensos laborales que les permitan superar otro tipo de retos.

Ampliar red de contactos profesionales

Cuando te inscribes a una maestría, tienes la oportunidad de relacionarte con otras personas que pueden aportar conocimientos valiosos para tu carrera profesional, incluso amplías tu red de contactos para que posteriormente cambies de empleo o comiences nuevos proyectos propios.

Aumentar tus conocimientos y habilidades

Sobre este punto, Forbes señala que “un considerable número de personas que estudian una maestría no lo hacen por obtener una mejora en su sueldo corporativo, sino porque durante su formación profesional no tuvieron la oportunidad de aprender sobre estos temas y hoy se ven en la necesidad de formarse para poder hacer frente a los restos personales y profesionales de manera más contundente”.

Asimismo, continuar con tus estudios después de una licenciatura te da más herramientas, teóricas y prácticas, para que amplies tus habilidades dentro del campo laboral, dotándote de un perfil más competitivo que las empresas valoran al momento de la contratación.

En la UVP tenemos una oferta muy completa de maestrías, por medio de las cuales puedes acceder a una formación más completa e integral. Algunos de nuestros planes de estudio incluyen Derecho Fiscal, Ciencia Política, Mercadotecnia, Cocina Mexicana, Administración de Instituciones de Salud y Dirección de empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *